Santo Domingo Oeste.- Entre llanto y pesar, los familiares de Francis Alberta Valdez y su hija Ashly Nicol Contreras Valdez, sepultaron este jueves sus restos. Las víctimas fallecieron anoche durante el derrumbe de una pared de una casa mientras dormían, hecho ocurrido en el sector Villa Colina, en Manoguayabo, municipio Santo Domingo Oeste.

¿Como ocurrió el deslizamiento?

Según relataron algunos vecinos, Valdez, de 47 años, fue una mujer trabajadora, que luchaba para sacar adelante a sus tres hijos, dos de los cuales sobrevivieron, debido a que uno no estaba en la vivienda y el otro estaba en otra habitación. Era madre soltera y laboraba como empleada doméstica. También dijeron que era una señora muy amable.

La señora vivía en una casa humilde fabricada de madera y zinc, en una zona apartada del sector Villa Colina, en Manoguayabo.

La casa de madera quedaba justo debajo de una vivienda construida en block de dos niveles, cuya pared carecía de buena estructura y debido a las constantes lluvias se desplomó.

El deslizamiento se produjo por las constantes lluvias, según detalló Henry López, vecino de las víctimas, quien además agregó que una semana antes, cerca de la zona, ocurrió otro derrumbe sin dejar víctimas mortales.

Los cuerpos fueron encontrados debajo de los escombros, producto de una deslizamiento de tierra ocurrido a las 11:30 de la noche.



Valdez y su hija Ashly Nicol Contreras Valdez, de siete años, fueron sepultadas en el cementerio del municipio Los Alcarrizos. Fueron veladas en la casa de su madre, en la misma barriada, debido a que la casa quedó totalmente destruida.

Por Indiana Matos -
30 de mayo 2019