Santo Domingo Oeste.- El mal estado de las calles y la falta de energía eléctrica mantienen a los residentes de los sectores Hato Nuevo y Bienvenido, en Manoguayabo, Santo Domingo Oeste, en constantes protestas para exigir una solución a sus problemas.

Dicen que cada vez que llueve los enormes baches impiden a los moradores transitar de manera normal por las calles, mientras que en los días secos el gran problema lo constituye el polvo.

Los vecinos del lugar también hacen un llamado a las autoridades para que se restrinja el tránsito de vehículos pesados, que según aseguran son los principales responsables del mal estado de las calles.

“En esta comunidad nosotros nos sentimos huérfanos por la falta de atención de las autoridades. Nuestra situación es deprimente”, lamentó el presidente de la junta de vecinos de Hato Nuevo, Pedro Cruz Adames.

El representante comunitario señaló que otro de los problemas que afecta al sector es la gran cantidad de basura acumulada en las calles, por la falta de atención de las autoridades del ayuntamiento de Santo Domingo Oeste.

“Nos hemos quejado por la situación en diversas ocasiones, sin embargo, no nos hacen caso”, deploró.

Los apagones. El sistema eléctrico también les juega una mala pasada a los residentes de estos sectores.

En las calles principales, la quema de neumáticos se ha convertido en práctica común, en reclamo por las largas jornadas de apagones que duran hasta 12 horas.

“Los delincuentes aprovechan las horas sin luz para hacer sus fechorías. Los atracos por aquí están cada vez más frecuentes y, eso es por la falta de iluminación en las calles”, dijo Cruz Adames.

Por Nazaré García
19 de juniop 2019