Santo Domingo Oeste.- Los doctores Luis Peña Núñez, presidente de la regional del Distrito Nacional y la provincia Santo Domingo; Carlos Roa, secretario general del Comité Ejecutivo del Colegio Médico Dominicano denunciarion  que los hospitales del Gran Santo Domingo ameritan que el Gobierno enfrente sus situaciones, ya que carecen de fármacos, equipos, especialistas, médicos y enfermeras.

Peña Núñez describió que en el hospital Marcelino Vélez Santana, el sistema de aire acondicionado tiene unos ocho meses averiado, y pese a que el CMD dio un plazo para solucionar el problema aún persiste.

Adujo que el pago de las guardias presenciales están atrasadas, faltan insumos, la planta física está en franco deterioro, y pidió igualdad salarial para el personal profesional, técnico y auxiliar con los del Servicio Nacional de Salud (SNS).

Refirió que en el hospital Vinicio Calventi de Los Alcarrizos, casi la mitad de los médicos y empleados administrativos, aún no han cobrado el mes de agosto, “porque la nómina se ha comprometido con los políticos”.

“Además, en el Calventi no hay insumos, la comida de los pacientes es mala, un desastre, el centro tiene una alta suma de deudas con los suplidores, no se pagan las guardias presenciales, y se ha incumplido con los acuerdos arribados en abril pasado sobre la nivelación de salarios con el SNS, entre otros males”, subrayó Peña Núñez.

El CMD abogó porque los males que afectan a hospitales públicos las autoridades del Gobierno los enfrenten rápidamente para evitar conflictos mayores, “ya que no permitiremos que los pacientes sigan afectados por incompetencias de algunos funcionarios del sector salud”, precisó Peña Núñez.

10 de septiembre 2019