Los Alcarrizos.- Los médicos del hospital Doctor Vinicio Calventi,en este municipio, iniciaron un paro sorpresa por 24 horas para reclamar del Servicio Nacional de Salud (SNS) el pago de salarios a más de 60 médicos a los que les adeudan entre tres y siete meses, por un monto que supera los 30 millones de pesos.

El doctor Luis Peña Núñez, presidente de la regional del Distrito Nacional y la provincia Santo Domingo, advirtió que si no se solucionan sus reclamos, arreciarán la lucha desde mañana en el hospital de Los Alcarrizos.

El CMD responsabiliza al director del hospital, doctor Orlando Vargas Almonte, de profundizar la crisis económica que afecta el hospital Vinicio Calventi, que afirmó tiene deudas con los suplidores que superan los 500 millones de pesos.

Indicó que el director del SNS, Chanell Rosa Chupani, y el director del hospital han incumplido por las promesas hechas tras las protestas que han realizado, y rebotan argumentando que el problemas lo ha causado la Contraloría General de la República, a donde han enviado contratos de los facultativos.

Peña Núñez dijo que los médicos del hospital Vinicio Calventi tienen que invertir de sus bolsillos los recursos para subsistir, mientras el hospital se desenvuelve en el caos por la crisis económica, donde ni reactivos hay para realizar analísticas y carece de algunos medicamentos para atender a los pacientes.

Los médicos llevan más de un mes en protesta en reclamo del pago de los salarios atrasados de parte del SNS y la dirección del centro hospitalario, y piden la intervención del Gobierno para evitar que radicalicen la lucha.

Hospital Vinicio Calventi tiene una deuda de RD$400 millones

El hospital Vinicio Calventi, de Los Alcarrizos, se maneja con una deuda de RD$400 millones, pero para el director del establecimiento de salud, Orlando Vargas, eso no les impide hacer un trabajo con calidad y que han logrado mejoras significativas, como es la adquisición de equipos médicos y la apertura de nuevos servicios.

Dijo que cuando asumió la dirección, hace un año y siete meses, encontró una deuda de RD$390 millones y que sólo aumentó RD$10 millones, por los controles que asumió y que “evitan el mal uso de los recursos”.


Por Teófilo Bonilla
2 de diciembre 2019