Pedro Brand.- Algunos negocios en este municipio que aún deben permanecer cerrados por disposición del gobierno ante la crisis del Coronavirus que enfrenta el país, han comenzado a abrir sus puertas y ofrecer servicios a sus clientes.

Entre estos comercios se encuentran ferreterías, barberías, repuestos de autos y motocicletas y centro de celulares, quienes laboran de manera discreta, con poco personal y ciertas medidas preventivas para evitar el contagio y propagación de la enfermedad por la aglomeración de personas.

En su mayoría optan por mantener las puertas abierta hasta la mitad y en otros casos limitan con una soga la entrada hacia el interior, por lo que las personas deben hacer su pedido desde afuera.

La decisión de estos comerciantes se produce ante la necesidad de vender luego de más de 40 días en que el país se mantiene en estado de excepción o emergencia y se haya decretado una cuarentena de aislamiento social, con un toque de queda de 5:00 de la tarde a 6:00 de la mañana.

Precisamente ayer el Congreso Nacional, a solicitud del presidente Danilo Medina, extendió por segunda vez el plazo del estado de  emergencia, ya que en el mes de marzo fue aprobado por 25 días y luego el pasado 11 de abril por 17.

Se recuerda que el día 18 de marzo el presidente de la República se dirigió al país anunciando algunas medidas para enfrentar la pandemia del Covid-19 y en una parte de su alocución dijo: Quedan suspendidas las actividades comerciales durante los próximos 15 días, con la excepción de aquellas que se dedican a actividades básicas para la población: supermercados, colmados, estaciones de expendio de combustibles, farmacias y establecimientos comerciales dedicadas al expendio de alimentos crudos o cocidos, entre otros.

Hasta el boletín dado a conocer este jueves por el Ministro de Salud Púbica, la cantidad de fallecidos por el COVID-19 en República Dominicana ascendió a 301, con un aumento de 8 nuevas víctimas mortales por la enfermedad.

Por Rafael Castro Araujo
30 de abril 2020