Los Alcarrizos.- Moradores del residencial Alta Vista, en este municipio, denunciaron que un grupo de desaprensivos se dedica a la tala indiscriminada de árboles, destrucción de muros perimetrales y empalizadas de propiedades privadas, con el objetivo de usurpar solares y áreas verdes del residencial, ubicados en el kilómetro 14 de la autopista Duarte.

La Junta de Vecinos de Alta Vista denunció que los turberos, un grupo que ya lleva varias etapas de invasión de terrenos ajenos, con los que luego engañan a cómplices o incautos, están vinculados a personas asociadas a actos criminales que son del conocimiento de las autoridades.

En esta ocasión, los invasores se dieron a la tarea de destruir los pilotillos que marcaban límites del residencial, con tal de ampliar la zona que mantienen ocupada, con la mirada apática de las autoridades municipales del Ayuntamiento de Los Alcarrizos.

“Cualquier vecino que en nuestro residencial quiera tumbar una mata de palma o mango para construir en el solar que compró para fines residenciales, debe solicitar los permisos a todas las autoridades competentes, pero sucede que esta gente ya ha talado y quemado para levantar postes y empalizadas y ningún organismo, ni la Procuraduría de Medio Ambiente ni el Ministerio de Medio Ambiente, actúa en defensa de esta comunidad”, indicó la entidad comunitaria en un comunicado de prensa.

La Junta de Vecinos de Alta Vista se mostró también sorprendida de que los invasores aseguran que cuentan con el apoyo de autoridades del Ayuntamiento de Los Alcarrizos.

Los residentes advirtieron que seguirán en defensa de sus derechos, aunque, como junta de vecinos, sientan un nivel de apatía por parte de la Alcaldía de Los Alcarrizos y confiaron en que la gestión del presidente Luis Abinader actuará conforme a las leyes vigentes.