Los Alcarrizos.- El personal de salud del hospital Vinicio Calventi junto a la Regional del Distrito Nacional y la filial del Colegio Médico Dominicano (CDM) denunciaron este martes las condiciones “deplorables” y la intranquilidad laboral con la que trabajan.

De igual forma, denunciaron que las autoridades quieren imponer un nuevo director que no pertenece a ese centro hospitalario, y a su entender no cuenta con las competencias necesarias y menos con el apoyo del personal médico del hospital.

“Denunciamos las condiciones y el clima laboral creado no solo por la pandemia. Desde más de 8 años el hospital ha sido una cuna para que algunos de los pasados directores, auspiciados por políticos partidistas, destruyan, arrabalizen, deterioren y hasta desfalquen la economía hospitalaria”, señaló el doctor Luis Peña Nuñez, miembro de la directiva del CMD.

Peña indicó que el hospital ha generado una deuda de aproximadamente RD$380 millones, carece de medicinas y presenta un atraso en el pago de tres meses a médicos , enfermeras y otros trabajadores del centro.

“El hospital presenta deudas de más de un años y seis meses de guaridas presenciales”, indicó el galeno .

Con relación al tema de la dirección del centro, Peña exigió al presidente de la República, Luis Abinader, y a las autoridades sanitarias colocar un médico del hospital porque no volverán a permitir que los directores foráneos se inserten en los centros.

“Ya está bueno de imposiciones, nuestra posición es clara y esto es un mensaje para que el presidente esté consciente que los hospitales se hicieron para los médicos atender a los pacientes. De no ser así, nosotros nos salimos y que vengan los que quieran a dar consulta y hacer procedimientos”, dijo.

Peña indicó categóricamente que la dirección del centro no era negociable, de lo contrario dejarían el hospital para que los políticos se hicieran cargo de el.