Los cogollos del danilismo y el leonelismo rindieron honores al Profesor Juan Bosch en ocasión del 110 aniversario de su nacimiento.

Expresaron sin sonrojos y sin vergüenzas lealtades a su ejemplo y a sus ideas, apostando desde su prepotencia que esta sociedad podría darle algo veracidad a sus simulaciones.

El ex-presidente Leonel Fernández se atrevió a visitar su tumba y proclamar frente a sus restos que “si Bosch viviera” estaría de acuerdo en afirmar “que al margen de la Constitución, nada; y respetándola, todo.”

La desesperación lo arrastró a hacer uso de un si condicional que resulta anti-histórico, forzando un respaldo póstumo del Prof. Bosch en un contexto que la vida del líder fundador del PLD no pudo alcanzar.

De lo corrupto y corruptor, Leonel pasó a graduarse de farsante.

La Constitución que Bosch asumió fue la de 1963, precisamente la que Leonel, Danilo y ambas facciones moradas engavetaron, enterraron y traicionaron.

Su respaldo no fue a la Constitución balaguerista del 1966 ni la leonelista del 2010, ambas coincidentes en auspiciar una dictadura presidencialista, en la que las instituciones actiuales conforman un sistema de corrupción y un régimen de impunidad que protege a sus protagonistas y beneficiarios.

La suya fue, reitero, la Constitución del 63, aquella que sirvió de bandera a la gesta más importante del pasado siglo, también traicionada en todos sus valores por quienes optaron finalmente por renegar de las enseñanzas de Bosch y por abrazar las de Balaguer con toda su carga neo-trujillista, más una sobredosis de neoliberalismo y recolonización.

La tumba de Bosch y local central del PLD fueron en esta ocasión escenarios de grandes derroches de hipocresías en momentos en el choque entre las dos principales mafias políticas moradas y el repunte del lodo cloacal compartido en la estafa de ODEBRECHT, evidencia la descomposición y decadencia de ambas pandillas; en momentos en que además la subordinación al lumpen imperialismo estadounidense ofende la memoria de quien fuera el inspirador de esa organización.

• EL PUS SIGUE BROTANDO.

Este teatro de Leonel lo sepulta un pasado reciente plagado de lodo, sangre y pus; mientras del cuerpo del delito mayor de Danilo, Punta Catalina, vuelve a filtrar tantas evidencias de la corruptela presidencial que confirma aquella consigna popular: “en la lista falta gente, incluido el Presidente”

Bichara metió la cuchara para robarse una tajada y ahora se entiende mejor la pasión de Gonzalo por la reelección y los amoríos de Danilo con sus alcancías.

Lo de Leonel con la Embraer y sus súper-tucanos no ha vuelto a repuntar, pero no tardará en explotar en una dimensión muy superior a los 3.5 millones en sobornos, ya que la sobrevaluación rebasa los 80 millones de dólares.

Los fantasmas del PEME, Sun land, CEA, OISOE, OMSA Barrick, Falcondo, narco-corrupción, mafia de los combustibles, Odebrecht… persiguen y atormentan tenazmente a los dos. Mientras mucha gente, que todavía se inspiran en los ideales de Juan Bosch o asumen la honestidad como forma de vida, no se cansan de decir:

-“Estos dos tipos, de hijos de machepa, se convirtieron en tutumpotes al vapor”.

-“Renegaron de la tesis del Pentagonismo para traer el Comando Sur y respaldar a TRUMP y a su Guaidó.”

-“De amigo de Cuba se están sumando al bloqueo junto a EU.”

-“Reemplazaron la tesis de la dictadura popular por la dictadura individual y la corrupción personal”.

-“De servir al pueblo pararon a servirse del presupuesto y a robarse el patrimonio nacional.”

-“De liberadores nacionales se convirtieron en gobernadores de colonia”

Y se olvidaron definitivamente de aquello de “ni robar ni matar” para dedicarse a cogerse el país y a matar de hambre y hasta con balas a muchas personas.

¡Que el Señor al que tanto apelan los lleve a compartir la “gloria” celestial de los Santana, Báez, Trujillo, Balaguer y comparsa, y el infierno terrenal del 15 DE AZUA con sus similares! Amén.

Por Narciso Isa Conde
6 de julio 2019