Los Alcarrizos .- Cientos de estudiantes de la escuela básica Rafael Kasse Acta, en Los Alcarrizos, iniciaron el año escolar en condiciones infrahumana, en un local alquilado por el Ministerio de Educación, en RD$80,000, pero que no reúne las condiciones para esos fines.

El local está ubicado en el Barrio Landia y en las pequeñas aulas tienen que recibir docencia hasta 50 estudiantes, y el recreo lo reciben en un patio que se convierte en un charco de agua cuando llueve.

Rafael Urbáez Félix, presidente de la Asociación de Padres y Amigos de la Escuela, denunció que la estructura del local donde sus hijos reciben docencia no reúne las condiciones mínimas para el desarrollo educativo de los niños por el apiñamiento en que se desenvuelven.

Explicó que en ocasiones hay que sacar a los estudiantes de las aulas porque no soportan el sofocante calor en tiempo de sequía ni el agua por las goteras en tiempo de lluvia.

El local es de cuatro niveles, los últimos techados de zinc y un sótano, donde más de mil estudiantes tienen que recibir clases diariamente en dos tandas, lo que hace imposible implementar la modalidad de Jornada Escolar Extendida, que es la aspiración de los padres.

“Como ustedes pueden ver, el espacio es corto, el zinc lleno de hoyos y cuando llueve los estudiantes se mojan, es algo inhumano”, apuntó Urbáez Félix.



En ese local, ubicado en la calle Hermanas Mirabal, en Barrio Landia, reciben clases más de mil niños desde preprimaria hasta el sexto grado.

Al lugar acuden niños además de Barrio Landia, de otros sectores como Los Americanos, Chavón, la Fe y otros lugares del municipio Los Alcarrizos.

Dice que urge que el Ministerio de Educación termine la escuela que desde hace casi cinco años construyen en la calle Los Santos del barrio La Fe, con más de un 70% concluida.

“Tenemos más de cuatro años en esta lucha, porque nuestros niños padecen de una situación muy penosa, y así no es verdad que pueden aprender”, señaló.

En el municipio existen 87 escuelas, ya que es una localidad con más de 70 mil habitantes, en su mayoría procedentes de los barrios del Santo Domingo que fueron trasladado a esa zona mediante desalojos. Otros proceden del interior.


Apiñados

Cientos de estudiante reciben clases en condiciones inhumana en un local alquilado de la escuela Rafael Kasse Acta, mientras el Ministerio de Educación lleva casi cinco años construyendo un plantel en el sector la Fe que no termina. Por el local, el Ministerio de Educación paga RD$80,000 mensuales y el propietario presiona para que se aumente la renta.

Por Juan María Ramírez
30 de agosto 2019