Los Alcarrizos.- El propietario de la planta envasadora "Agua Buenas Nuevas", cerrada por el Instituto Nacional de Protección de los Derechos del Consumidor (Pro Consumidor), por comercializar botellones de agua con etiquetas falsificada de marcas reconocidas, el pastor evangélico Francisco Ozuna, denunció supuestas irregularidades en el proceso de clausura de esa empresa.

Sin embargo, Ozuna admitió que la planta, ubicada en el sector Savica,de este municipio, aún no posee permiso, ni registro sanitario.

La inspección de ProConsumidor evidenció que la planta operaba en condiciones sanitarias inaceptables y envasaba el producto terminado en botellones rehusados de cinco galones colocando marcas impresas exclusivas (Planeta Azul, Cristal y Alaska) y no con el nombre de su establecimiento “Agua Buenas Nuevas”, violando así el derecho a la debida información que tienen los consumidores y sus intereses económicos.

Por el caso, Proconsumidor informó que inició un procedimiento penal, dada la gravedad de los efectos que pueden producir la ingesta de un alimento contaminado. La envasadora fue cerrada el pasado viernes.



20 de octubre 2019