domingo, 20 de octubre de 2019

El Metro de Santo Domingo le está quedando pequeño a la ciudad


Santo Domingo Oeste.-El Metro de Santo Domingo se ha convertido en la obra de infraestructura y de transporte público más importante y mejor valorada del país; no obstante, en los últimos dos años el incremento de pasajeros ha ocasionado aglomeraciones en los andenes y algunas estampidas a las entradas y salidas de los vagones.

Debido a esto, las quejas más frecuentes de los usuarios de este medio ha sido la falta de espacio (vagones) para transportarse. Y no es para menos, ya que son tres vagones por cada tren, la misma cantidad que tenía hace diez años, en una ciudad que no deja de crecer su población.

Más vagones

Hace algo más de un año, el director de la Oficina Para el Reordenamiento del Transporte (OPRET), Manuel Antonio Saleta, dio la información de que para este año se incluirían unos 30 vagones que se acoplarían a 10 de los trenes para incrementar el número de personas en ser trasladas por hora. Aún se esperan.

Actualmente son tres los vagones que posee cada tren, con una capacidad de transporte de 528 personas. Al duplicarse la cantidad de vagones que serán agregados a los trenes, serían transportados 1056 pasajeros de un solo viaje, lo cual ayudaría a disminuir el tiempo de espera en las estaciones en las horas de mayor flujo.

Se esperaba, según lo que habían informado las autoridades del MSD, que los trenes con tres vagones pasarán a tener seis y, por ende, su capacidad en el traslado de pasajeros se incrementaría de 13,600 a 17, 952 por hora.

“El metro es lo mejor que se ha hecho aquí. Uno viaja seguro y rápido. Lo único malo es que ya usted sabe a ciertas horas para montarse es igual que en una guagua pública en tiempo de huelga. Hay que dar y aguantar empujones, y la verdad es que se pasa mal”, expresó Antonella Fabián, empleada privada.




Datos suministrados por la Oficina Para el Reordenamiento del Transporte (OPRET) muestran que la línea uno del Metro, tiene capacidad de transportar aproximadamente 12,672 usuarios por hora en cada sentido. Aunque también, a pesar de tener una extensión menor, la línea 2B del Metro, puede mover 6,412 pasajeros por hora y por sentido, aproximadamente.

Cronología
Son las 6:00 de la mañana, en la estación Concepción Bona de la línea 2B del MSD en la avenida San Vicente de Paúl con carretera Mella, los agentes de seguridad abren la puerta de acceso a la estación.
Decenas de personas entran al unísono. Algunos toman las escaleras eléctricas, otros bajan por las de concreto.

Dos largas filas se forman en los pasímetros. Una a una las personas presentan su tarjeta de acceso al lector óptico de los aparatos de entradas. Otras hileras también se hacen en las boleterías. Apenas un minuto después el andén está lleno de personas esperando la llegada del primer tren.

A las 6:05 de la mañana. como una enorme serpiente de acero llega el esperado aparato. Suena el silbato y las puertas se abren. Una multitud intenta entrar, dificultando la salida de los que acaban de llegar. Un minuto y medio más tarde suena nuevamente el silbato, las puertas se cierran y el tranvía se marcha.

Tiempo después
A medida que se acercan las horas “pico” (de 6:45 a. m. a 8:45 a. m.) y (4:30 p. m.. a 7:30 p. m.) todo se irá complicando. El drama en las vías soterradas del Metro es similar al que viven otros miles de personas en vehículos públicos y privados en las vías del Gran Santo Domingo.

Ya son las 7:45 de la mañana. Hombres y mujeres apretujados, algunos llevan mochilas y bultos, otros pequeñas loncheras con sus desayunos o almuerzos. La respiración dentro de los vagones se dificulta, ya que a pesar de la hora y del funcionamiento del aire acondicionado del tren, el calor es sofocante, por la cantiad de usuarios.

Una señora, obviando las normas establecidas en los últimos meses por la Administración del Metro de Santo Domingo, difunde pasajes de la Biblia y predica el evangelio. Dos jóvenes comentan la película de Jóker y se escucha un batido de conversaciones entre usuarios. Es todo un jolgorio.

Hablan sobre los chismes del barrio, comentan sobre las empresas donde laboran y, los temas políticos predominan: si Leonel Fernández se quedaría o se iría del PLD, mientras una gran mayoría se observan lejos del escenario, en pensamiento profundo y desentendidos del interior de los vagones, y solo atienden a revisar o escuchar sus teléfonos celulares.

Ocho minutos se tarda el tranvía para llegar desde la estación Eduardo Brito a la estación Juan Pablo Duarte (área de conexión); aquí la aglomeración de personas es extrema, pues los andenes están repletos. Cuando las puertas son abiertas, ningún usuario quiere esperar un poco más en la estación, y aunque un mensaje sale de las bocinas del tren “favor dejar salir antes de entrar”, nadie hace caso y todos intentan entrar empujando a todos a su paso.



Seguridad

El sistema de seguridad del Metro esta compuesto por agentes del Cuerpo Especializado para la Seguridad del Metro (Cesmet) y un sistema de cámaras de circuito cerrado en las estaciones y en cada vagón.
Algo que llama la atención es que ninguno de los agentes porta ningún tipo de arma de fuego ni armas no letales, como macanas, gases, etcétera.); es decir, sus cinturones están totalmente vacíos.

El Metro es un medio de transporte masivo, por lo que miles de personas de distintos oficios y con diferente aspecto físico y psicológico lo abordan diariamente, razón por lo cual los agentes de seguridad deberían tener algún tipo de arma no letal para cualquier eventualidad.

Son miles los individuos que van a su trabajo portando mochilas, que en su interior cargan martillos, espátulas, cuchillos y todo tipos de objetos de trabajo que son peligrosos, pero no prohibidos. ¿Qué pasaría si por una u otra razón hay un altercado en uno de los vagones?, ¿Qué haría un agente desarmado? Las autoridades deberían no esperar que pasen cosas in deseadas para luego deterrminar cómo actuar.

Detalles técnicos

El Metro de Santo Domingo cuenta con 40 trenes de tres vagones con capacidad de 176 personas cada uno, para un total de 528 usuarios por tren. El tiempo de espera en una estación es de 5 minutos aproximadamente. En algunas horas la duración será de un tiempo menor, aunque por avería o fallas técnicas el tiempo de espera podría ser mayor.

Los trenes después de llegar a una estación intermedia duran unos 20 segundos para salir, en estaciones de bajo flujo y de 35 a 50 segundos en estaciones de mayor flujo. De una estación a otra hay aproximadamente 800 metros.

La velocidad promedio de traslado es de 70 u 80 kilómetros por hora. El tiempo que se toma de una estación a otra es de un minuto, a un minuto y medio. En temporada escolar y universitaria el Metro transporta 13,600 pasajeros por hora en un solo sentido. Cuando no hay docencia el flujo es de solo 12 mil personas en el mismo tiempo.

De las 34 estaciones en las dos líneas del Metro, la Mamá Tingó, en Villa Mella, Santo Domingo Norte; la Juan Pablo Duarte, en la avenida John F. Kennedy, en el Distrito Nacional; la María Montez, en la avenida Luperón en Santo Domingo Oeste; la Concepción Bona, en Santo Domingo Este, y la Centro de los Héroes, son las que más mueven pasajeros.

Un apunte

Problemas
Si bien las cosas han mejorado un poco en el mantenimiento de las estaciones. Algunos inconvenientes persisten. Escaleras que un día funcionan y otros no. En cuanto a los ascensores, el caso es similar, aunque se sabe de algunos que por años no funcionan. Las fachadas muchas lucen limpias, otras menos limpias y algunas descuidadas.

El dato

Baños
En todas las estaciones del Metro hay baños que sólo son abiertos en caso de una necesidad a las personas que así lo soliciten en en el área de boletería. Aunque muchos usuarios, hombres por lo regular, han informado que cuando hacen la solicitud los agentes de seguridad les dicen que el baño está fuera de servicio.


Por Jorge González
20 de octubre 2019


COMPARTE ESTA NOTICIA