miércoles, 23 de octubre de 2019

¿Es tan zopenco ese candidato?

Al candidato presidencial del Partido de la Liberación Dominicana (PLD), Gonzalo Castillo, le fue impedido hablar en la primera reunión de la Asamblea Nacional de Dirigentes, después de la salida de ese partido del doctor Leonel Fernández ¿La excusa? Porque el candidato presidencial del PLD no conoce la historia del partido, según afirmó Temístocles Montás.

Yo, que nunca he sido militante de ese partido, conozco su historia de cabo rabo, fui incluso, hasta coleccionista de su periódico "Vanguardia del Pueblo", de la revista política “Teoría y Acción”, en fin, de casi toda la literatura política que ese partido publicaba,

En nuestro país la política se ha degradado tanto, que ya no es necesario que a un candidato presidencial, los militantes de un partido, le exijan que deba conocer su historia, sus grandes luchas, sus logros y fracasos.

El PLD, antes de llegar al gobierno, tenía su escuela de formación política y sus círculos de estudios. Era norma y disciplina que todo nuevo simpatizante de ese partido entrara a un círculo, no solo para conocer la historia misma del partido, las obras, pensamiento y líneas políticas del profesor Juan Bosch, sino también para conocer la historia dominicana desde una sociología política muy diferente.

Los programas que tenía ese partido con los círculos de estudios no solo era para formar cuadros del partido, sino también para la formación de formadores, porque al finalizar las etapas de los círculos, el militante desarrollaba habilidades, actitudes de líder y de facilitador.

Hoy, a cualquier zopenco que aspire a un cargo importante en el Gobierno, el Congreso y hasta la misma presidencia, solo le basta tener dos cosas para ser un dirigente importante de un partido: tener dinero a montón y uno que otro "enllave" en el seno de esa organización que le facilite su ingreso.

Por David Ramírez
Director de La Zona Oeste
23 de octubre 2019


COMPARTE ESTA NOTICIA