Santo Domingo Oeste.- Integrantes de la Junta de Vecinos ‘Unión y Fuerza’ de El Café de Herrera denunciaron este lunes las problemáticas que enfrentan a diario por el desorden urbano en sus principales vías a causa de la falta de recolección de basura y el taponamiento vehicular, como primordiales lastres sociales que amenazan con el desarrollo del sector.

Los datos fueron suministrados por Dalila Laureano, miembro de la Junta de Vecinos ‘Unión y Fuerza’ de El Café Herrera, quien deploró que viven en una situación caótica y de desesperación, y a su vez, reciben la “desidia de las autoridades competentes”, a su juicio, han sido olvidados por la Alcaldía de Santo Domingo Oeste, y su alcalde, Francisco Peña.

“Aquí estamos viviendo una situación muy difícil con la entrada de El Café, ese taponamiento desde las 6:30 hasta las 8:00 de la mañana es un caos totalmente, el taponamiento se produce por la estrechez de la calle, la avenida es muy pequeña y hace tiempo esperamos una promesa que no nos han cumplido, que es ampliar la entrada”, explicó a DL, la moradora.

Laureano agregó que “la basura es otro caos”. “No hay un desarrollo con respecto a la basura. Tenemos muchos puntos de basura que nos están haciendo daños en este sector. Ahí mismito, en la entrada principal de El Café, hay tres puntos de basura que son terribles”, subrayó.

Y, en este apartado comunitario, Diario Libre pudo observar aguas residuales mezcladas con desechos sólidos atravesando un badén destruido, paralelo a la calle El Portal.

Refiere que se han reunido en muchas ocasiones con el alcalde, Francisco Peña. “Son promesas que no cumplen, ese síndico de nosotros, lamentablemente, no cumple con nada, aquí nosotros en El Café estamos abandonados. Tenemos un sector desamparado por nuestras autoridades”, afirmó.


Mientras que, en toda la vía principal que conecta con la calle Miguel Pérez, y los demás barrios de El Café de Herrera como son Villas del Café I, II y III, Las Casas de Canaán, Residencial Cassandra I, La Loma del Chivo, Residencial Doña Blanca, entre otras, coinciden con la solicitud de reivindicaciones sociales, que por más de 15 años amenazan con el desenvolvimiento y estabilidad de los moradores.

Dentro del paquete de denuncia resaltan la ausencia de infraestructuras educativas, deportivas y recreativas. “Aquí los jóvenes no tienen cancha para jugar, no tienen parque, esto es un desastre total. Y en la calle Principal tenemos un terreno que lo compró el Ministerio de Educación, que está siendo invadido y hemos hecho la denuncia en varias ocasiones a los medios de prensa y todavía no nos hacen caso”, la dirigente Laureano.

Asimismo, declaró: “Necesitamos la escuela, se quedaron muchos niños fuera de la primaria este año y hace mucha falta en el sector. Necesitamos una escuela urgente “,

La también agente de banca de lotería insistió que la comunidad posee un solo centro educativo de Intermedia conocido como el Liceo Carmen Luisa de Los Santos ubicado en la calle Central casi esquina Principal de El Café y, en la Escuela Rafaela Santaella, localizada a una distancia de un kilómetro, lo que “obliga a los niños a que se vayan en la mañana a pie hasta el kilómetro 12 de Haina”.

De los servicios de agua potable y energía eléctrica valoró que reciben casi 24 horas de suministro energético y que solo en la calle cuarta hace tiempo existen dos tuberías que no sirven porque “supuestamente” la Corporación del Acueducto y Alcantarillados de Santo Domingo (CAASD) revisó y no tienen presión para mandar el líquido a los hogares.

 Vertedero improvisado

Doña Mireya Mena, una residente en la calle Principal aseguró que en sus 32 años viviendo en El Café de Herrera, nunca había visto tanta basura y abusos en el terreno baldío destinado para la escuela. “Todo el mundo viene de noche y echan sus desechos, sin una saber sin son tóxicos a escondidas, hasta perro muerto, son muchos ratones que hay”, se quejó.

Dijo que ha pagado como tres veces para que desyerben, “entonces, una no quiere desyerbar para que la gente no piense que son solares y se metan”. “Este terreno lo compró el Ministerio (de Educación) para una escuela y ya está invadido, han hecho casas, hacen sus necesidades y de noche vienen parejas a vivir en sus carros, de todas las cosas hacen aquí, esto es un desastre”.
“La cañá es el verdadero caos”

De su lado, el comerciante, Santos Alcántara, residente en la calle Cuatro con Respaldo Ocho aseguró que los moradores han denunciado por quince años, lo que considera como el verdadero caos de El Café de Herrera. “Nuestro principal problema es la cañá (cañada), nunca nadie ha venido a hacer nada por nosotros”, aseguró.

Esa cañada anteriormente desembocaba en el río Haina, pero, según dijeron los residentes, “algunos políticos, de la administración pasada se encargaron de tapar el cauce natural de esa cañada”, y cada vez que llueve, el agua se represa y e inunda toda la zona.


 Salud Comunitaria: “necesitamos personal”

La secretaria del Centro de Salud Misioneros de los Sagrados Corazones, Yahaira Ventura Núñez, sostuvo que requieren un personal médico amplio y también médicos pasantes, estos últimos ausentes desde hace cinco años. Igualmente, puntualizó la carencia de insumos y materiales médicos para las urgencias que reciben a diario, que en su mayoría son subvencionados por la iglesia comunitaria Sagrados Corazones.

“Ahora mismo solo tenemos dos médicos en la mañana para recibir a los pacientes, nos falta la enfermera asignada por el Ministerio de Salud Pública porque se fue de vacaciones y no nos suplen al personal cuando se va a vacacionar. En la mañana solo tenemos una bioanalista en laboratorio y si dispone de tiempo nos asiste en emergencias, nos da una ayudadita”, comentó la administrativa.

Ventura aclaró en ese sentido que, en la tarde solo hay un médico en horario de lunes a jueves, es decir, que el viernes no hay médico para consulta general ni emergencias y, asiste una enfermera.

“Cuando el médico se va de vacaciones, como ahora, nos quedamos sin médico en el horario de la tarde. Las vacaciones se prolongarán entre mes y medio, el médico que salió ahora entra a mediados de diciembre, salió hace una semana”, detalló.

La empleada dijo que han solicitado a las autoridades infraestructura y personal. “Necesitamos otra bionalista para cubrir de mañana y tarde, porque la que está de puesto está sobrecargada, tiene que ver con todo. Tenemos programa de tuberculosis, vacunación, emergencias que se ofrezcan, suturar o retirar puntos”, explicó, y aclaró que no sabe si la Junta de Vecinos Unión y Fuerza u otra de El Café de Herrera habrá solicitado centros de salud de segundo o tercer nivel.

Habló del programa de pasantía, “antes los pasantes cubrían un horario desde 8:00 de la mañana hasta 4:00 de la tarde. La consulta en emergencia es en horario hasta el mediodía, el médico de la mañana labora desde las 8:00 de la mañana hasta 12:00 del mediodía y el de la tarde, desde la 2:00 hasta las 5:00 de la tarde”.

“Cuando el ministerio no nos suple, nosotros tenemos que comprarla, como es el caso de los guantes desechables, ‘baja lengua’, hilo de sutura, a veces no hay y tengo que despachar al paciente cuando viene, nos faltan soluciones y medicamentos en la botica, que se les da a los pacientes cuando terminan su consulta, la tenemos bastante deficiente. Muy pocas cosas las que hay...”, enumeró Núñez.

Durante su jornada matutina sostuvo que en tiempo de mucho calor o abundantes lluvias e inundaciones reciben hasta diez niños congestionados por día, “necesitamos más nebulizadores, solo hay un nebulizador, hemos tenido casos donde hasta seis niños congestionados y tienen que esperar por turnos. Esto se pone full, un caos, queriendo atenderlos a todos, es un poco caótico”.

Expuso que el no existe discriminación alguna y reciben desde niños, adultos y envejecientes, y se atiende a embarazadas hasta casi 36 semanas y luego son referidas a su centro de salud donde alumbrará. Asimismo, agregó que además solicitan más odontólogos porque solo asiste uno y labora de manera honorífica un día a la semana.

Resumió que en la pasada temporada del ‘dengue hemorrágico’ recibieron alrededor de 200 niños con cuadro febril, y por día, oscilaron entre 10 a 15 infantes sospechosos de alerta de dengue.

Dijo que los servicios de analíticas se pagan y que la consulta diaria tiene un precio de 25 pesos, como parte del trabajo de la fundación de la iglesia. A diario reciben pacientes hipertensos, congestionados y personas con heridas domésticas, ninguna por delitos o conflictos.

Con el patrocinio del centro comunitario ubicado en las instalaciones del Politécnico Padre Joaquín Roselló se asisten a estudiantes y ciudadanos sin discriminación de edad o estatus social referidos a psicología con el apoyo de la Fundación Concordia.

Criminalidad y juventud

Los comunitarios fueron cuestionados sobre la distribución o microtráfico de sustancias controladas “drogas”, a lo que contestaron que como en todas partes hay jóvenes y adultos que se dedican a este quehacer ilícito, en la calle Principal y zonas cercanas.

Mientras tanto, una fuente de entero crédito afirmó que “el grueso de la droga y su negocio está en la Loma”. El testigo anónimo aseguró que en ese lugar se maneja la comercialización y circulación de drogas, donde supuestamente “las autoridades conocen la realidad pero no la enfrentan”.

Por Adalgisa Corcino
12 de noviembre 2019