Los Alcarrizos.- Las calles en el sector Paraíso, en este municipio, se encuentran en un estado intransitable y polvoriento.

El asfaltado de las calles, que había sido un reclamo reiterado de los vecinos desde hace mucho tiempo, se ha convertido en un calvario luego que el ayuntamiento del municipio detuviera los trabajos y dejara a los moradores con las calles deterioradas.

Los moradores indicaron que los trabajos del asfaltado de las calles lleva cuatro meses paralizado, incluso las maquinarias han sido retiradas del lugar, quejándose que el alcalde Junior Santos no les ha dado una explicación.

Reclamaron al ayuntamiento que termine de construir los contenes y de asfaltar las calles ya que los vehículos no están transitando por el sector debido a las malas condiciones en que se encuentran las vías.

Señalaron que las calles se han convertido en una fuente permanente de polvo que penetra en las viviendas y las mantienen sucia, además está causando enfermedades respiratorias en niños y adultos.

Presidente de la junta de vecino justifica la paralización de la obra

Rodolfo Díaz, quien se identificó como presidente de la Junta de Vecinos del sector, justificó la paralización de los trabajos de construcción del asfaltado de las calles y la aparición del polvo en la zona  supuestamente porque el ayuntamiento había aplicado más de 4 mil metros de materiales.

Alega que el ayuntamiento está trabajando primero con las aceras y contenes, antes de asfaltar las calles.



Dijo  que las protestas se deben a que un grupito del sector está indignado porque la popularidad del alcalde Junior Santos está aumentando, pero que el barrio entero está conforme con el trabajo que está realizando el ayuntamiento.

Señaló que la junta de vecino del sector no apoya dicha protesta.

Llevan más de tres años sin agua potable

Los moradores del sector Paraíso denunciaron que llevan más 3 años sin el servicio de  agua potable, teniendo que recurrir a camiones cisterna para poder abastecerse, lo que representa una gran carga económica para ellos.

Dijeron que los vecinos tienen que reunir mil a mil ochocientos pesos para llenar una cisterna que apenas le dura tres días.

Se quejaron que anteriormente las autoridades  les repartía a los moradores el vital líquido todos los lunes de cada semana, pero dejaron de hacerlo, reveló también que  la comunidad apoyó económicamente para la perforación y construcción de un pozo de aguas subterráneas, pero tampoco le prestan ese servicio.

Los moradores advirtieron que de no tomar en cuenta sus reclamos, la exigirán por otras vías.

11 de enero 2020