Los Alcarrizos.- El ex Director del Hospital General Vinicio Calventi, el doctor Orlando Vargas, calificó como una medida "prudente" que el  Servicio Nacional de Salud (SNS),haya intervenido ese centro médico y lo despidiera del cargo.

El doctor Vargas fue juramentado director del hospital en mayo del año pasado, sustituyendo al al doctor José Alfredo Español.

Orlando Vargas Montero planteó que la decisión del SNS es correcta, porque trata de corregir los problemas que afectan al nosocomio y que tiene todas las facultades para hacerlo.

“Si el Servicio asume directamente lo que es la administración y financiamiento del hospital, creo que va a generar una gran tranquilidad, sobre todo por los déficit que se producen y que se han convertido, por la característica del hospital, que está en una zona muy pobre y no genera fondos suficientes para complacer las necesidades, tanto de la empleomanía como de la comunidad”, dijo el ex director Vargas Montero.

Los comunitarios de la zona aseguran que el tema no es el director, es que el centro no puede gestionarse con una nómina tan alta y a la espera que paguen por venta de servicios. Desde sus inicios, el centro asistencial se maneja con una subvención de RD$25 millones.

Acusan a las autoridades de convertir al Vinicio Calventi en un centro de trabajo, donde cada director que asuma debe darle una cuota.

“Este hospital se lo han comido, no los dirigentes políticos como se ha dicho, son los directores que vienen con su camarilla a desfalcarlo todo. Estamos aquí porque no queremos que se repita la historia, no queremos que venga un nuevo director a desfalcar al Calventi, sino a un nuevo director que entre en sintonía con lo que son los anhelos de la comunidad de Los Alcarrizos”, dijo  Luis Ney Sánchez,dirigente del PLD.


Por su parte,el director del Servicio Nacional de Salud (SNS), Chanel Rosa Chupany,  tomó posesión del centro asistencial, junto a la doctora Mirna Font-Frías, directora del Servicio Regional de Salud Metropolitano (SRSM), y los directores de las distintas áreas que funcionan el nosocomio.

En una visita en horas de la noche de Rosa Chupany al hospital se encontró con el pasillo interior que comunica al área de Emergencia con los laboratorios, los consultorios y otras zonas de atenciones médicas, que estaba a oscuras por la falta de una bombilla que tiene un valor inferior a los RD$200.

Allí faltaba también medicamentos, materiales gastables, nebulizadores en la Emergencia y el servicio de tomografía estaba suspendido, porque era alquilado a un suplidor que dejó de ofrecerlo por una deuda.

El hospital Vinicio Calventi, brinda asistencia a alrededor de 500 mil personas, incluyendo los 350 mil que habitan en Los Alcarrizos.

El hospital lleva años endeudado, se maneja con una deuda de RD$400 millones, está ubicado en una zona con grandes bolsones de pobreza y el centro ha sido tradicionalmente visto como una fuente de empleos, analizó Vargas al dejar ayer la posición.

El hospital Vinicio Calventi es parte del modelo de autogestión, lo que significa que su personal de salud no los contrata ni paga directamente el SNS.

10 de diciembre 2020