Santo Domingo Oeste.- Otro hombre falleció la tarde de ayer sábado en el sector Enrqquillo, de Herrera, luego de ingerir una bebida alcohólica de fabricación casera conocida como clerén.

El occiso fue identificado como Johnny Encarnación, residente en la calle Primera, de ese sector. De acuerdo a versiones, la víctima era profesor de inglés de un conocido instituto en el municipio.

El clerén y el triculí son destilados de caña muy baratos, elaborados de forma artesanal y clandestina, sin permiso de las autoridades sanitarias, que no las consideran aptas para el consumo humano.

Estas bebidas pueden ser contaminadas con metanol, un alcohol muy tóxico, cuando el fabricante destila maderas para usarlas como materia prima o como aromatizante o al añadirle solventes para abaratar el producto.

19 de abril 2020