Los Alcarrizos.- Mientras las autoridades llaman a la población a arreciar más la higiene para mitigar el impacto de la COVID-19, en varios sectores del Gran Santo Domingo no pueden acatar el llamado por falta de agua.

En medio de la sequía, munícipes de Los Alcarrizos, Santo Domingo Oeste y Este denuncian que la ausencia de agua les afecta desde hace semanas, y en algunas zonas desde hace meses.

“Por la televisión viven diciendo a cada rato que mano limpia, que manitas limpias… pero no mandan el agua”, expresó Bernardino Castillo, residente en el sector Pantoja, en Los Alcarrizos.

En la misma zona reside Glenis Holguín, quien explicó que antes de las pasadas elecciones municipales tenían seis meses sin recibir el líquido, para ese tiempo, dijo, la mandaban el agua todos los días, pero que después de que pasaron los comicios (en febrero) solo la han recibido dos veces.

“Después de que pasaron las elecciones jamás… entonces, eso no puede ser que en los días que venían las elecciones nos mandan agua todos los días, y ahora no”, indicó mientras sacaba tres tanques azules para que empleados de la Corporación del Acueducto y Alcantarillado de Santo Domingo (CAASD),que estaban abasteciendo la zona, los llenaran de agua.

Dijo que cuando el camión de la CAASD tarda mucho tiempo en llevarles agua tienen que comprarla, y que por cada tanque les pueden cobrar entre 50 y 100 pesos.

La problemática también afecta al sector Herrera, en Santo Domingo Oeste. La situación agrava la economía de sus residentes, como lo indicó Tatiana Pérez, que dijo que “no tiene para comprar todas las semanas y como anda este virus, uno no sabe de dónde viene”.

En este sector hay lugares donde llega el agua, pero solo dos días a la semana, por lo que las personas tiene que disponer de tanques para almacenar el líquido. De acuerdo a Jesús Valdez, del departamento de asuntos sociales, de la CAASD, para distribuir agua para los diferentes sectores del municipio cuentan más de 60 camiones.

Déficit de 78 millones de galones

La CAASD informó ayer que registra una producción de agua potable de 342 millones de galones por día, lo que representa un déficit de unos 78 millones de galones diarios en relación a los 420 millones que produce en condiciones normales.

Dijo que la situación se debe a la prolongada falta de lluvias importantes en los ríos Nizao, Ozama, Isabela, Haina, Isa y Duey que sirven de fuentes a los sistemas de la CAASD, lo que provoca que sus caudales se mantengan a la baja.


Por Rosmerys De León
18 de mayo 2020