Los Alcarrizos.- El ministro de Salud Pública, Rafael Sánchez Cárdenas, informó este viernes que ascendió a 136 el número de personas fallecidas por la ingesta de clerén en la República Dominicana, cerca de un 30% de los fallecidos por el COVID-19,  y a 216 los intoxicados.

Esta cifra representa 26 defunciones adicionales con respecto a los 110 que se habían reportado antes de ayer.

Durante su habitual rueda de prensa, Sánchez Cárdenas expresó que este tema se ha convertido “en una gran preocupación” para la cartera que dirige, al tiempo de mostrar un gráfico en el cual se observa que el Distrito Nacional ha sido el más afectado, con 103 personas intoxicadas, de las cuales han fallecido 71.

Luego le sigue el municipio de Los Alcarrizos, con 36 casos reportados, incluyendo 18 defunciones, Santo Domingo Este, 17 decesos, y Constanza, con ocho fallecimientos.

El municipio de Mella, en Independencia, aparece con 21 casos y seis defunciones, Hato Mayor del Rey, cuatro fallecimientos, y Santo Domingo Oeste, con dos fallecimientos.

En ese sentido, el funcionario indicó que continúan decomisando este tipo de bebidas, deteniendo a sus fabricantes y distribuidores e inspeccionando colmados y lugares de expendio del producto.

Las primeras muertes por clerén adulterado se registraron el pasado 7 de abril, fecha en la que murieron seis personas en el sector Brisas del Este, en el municipio de Santo Domingo Este.

Durante la rueda de prensa, Sánchez Cárdenas informó, además, que en 24 horas se registraron 316 casos nuevos de COVID-19, para un total de 7,288, mientras que los fallecimientos por la enfermedad pasaron de 301 a 313.

El boletín de seguimiento al virus de hoy indica que los recuperados son 1,387, que 21,158 casos sospechosos fueron descartados mediante pruebas de laboratorio. 

Por Rafael G. Zapata
1 de mayo 2020