Por Ramón Cruz Benzán

Santo Domingo Oeste.- Más de 1,500 órdenes de protección para víctimas de violencia de género han sido solicitadas por el Ministerio Público durante el período de cuarente­na establecido el pasado mes de marzo a causa de la propagación aquí del coronavirus.

Asimismo, el ente público, que tiene por función promover la actuación de la justicia en defensa de la legalidad de los intereses de la sociedad, ha solicita­do a los tribunales de to­das las jurisdicciones alrededor de 1,700 órdenes de arrestos y 499 peticiones de medidas de coerción sobre este tipo de ca­sos.

Las solicitudes de pro­tección, órdenes de arrestos y solicitudes de medidas cautelares han sido presentadas por las Uni­dades de Atención Integral a la Violencia de Género, Intrafamiliar y Delitos Sexuales del Ministerio Público a escala nacional.

Estos datos los ofreció el procurador general de la República, Jean Rodríguez, al participar en el diálogo técnico subregional virtual “Innovaciones digitales en respuesta y atención a la violencia intrafamiliar en el marco del COVID-19”, una iniciati­va del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), con la participación de los ministros y autoridades de Centroamérica, República Dominicana, México y Panamá.

Antecedentes

Solo durante las primeras dos semanas de iniciado el periodo de cuarentena se reportaron 813 denuncias de violencia contra mujeres e intrafa­miliar. De estas, las autoridades emitieron 206 órdenes de protección para las víctimas y 185 mandatos de aprehensión contra los abusadores.

Esto está contenido en reportes de la Unidad de Violencia de Género de la procuraduría, a partir del 19 de marzo cuando se puso en vigor el estado de emergencia nacional, marcada para culminar el dia 1 de abril.

Durante ese tiempo, las autoridades judicialización 98 casos de violencia de género, y un solo feminicidio ocurrido en El Seibo. A la vez, hubo tres reportes de hombres que intentaron matar a sus parejas en Los Alcarrizos, San Juan de la Maguana y San José de Ocoa.

Según el reporte, que re­coge los hechos en todo el ámbito nacional, Santo Domingo Este fue la demarcación donde más reportes de violencia de género e intra­familiar se registraron durante los primeros catorce días de la cuarentena. Hu­bo 185 denuncias y 11 sometimientos.

A la jurisdicción de Santo Domingo Este le siguen la provincia La Altagracia, con 60 denuncias y 10 sometimientos; Santo Domingo Oeste, 59 denuncias; San Cristóbal y el Distrito Nacional registraron, cada una, 58 denuncias.

Respuestas rápidas

El procurador destacó que el Ministerio Público ha dado respuestas rápidas a los casos de violencia de género, abriendo nuevos canales digitales y otros medios electrónicos que han contribuido a fomentar la denuncia.

Desde el inicio de la pan­demia, agregó el funciona­rio, “el gobierno dominicano, a través del Ministerio Público y otras institucio­nes claves, como el Minis­terio de la Mujer y el Siste­ma Nacional de Atención a Emergencias y Seguridad 911, tomó medidas para atender a las víctimas de es­tos delitos”.

Sostuvo que las limitacio­nes a la circulación impues­tas para paliar la pandemia obligaron a crear otros medios para que las víctimas de violencia puedan presentar sus denuncias y recibir atención de las autoridades sin necesidad de trasladarse de sus hogares.

Expresó que en el caso de la República Dominica­na, la ciudadanía tiene acceso a varias líneas telefónicas de ayuda, como son la Línea Vida 809-200-1202 de la Procuraduría General de la República que permite hacer denuncias y solicitar órdenes de protección.

Señaló que durante la cuarentena esta línea ha continuado operando en su horario habitual, las 24 ho­ras del día, los 7 días de la semana”.

Agregó que otras vías disponibles son la Línea Mujer del Ministerio de la Mujer, que provee asisten­cia legal, psicológica y re­mite a las casas de acogida; la Línea de la Felicidad de la Vicepresidencia de la República, para asistencia psicológica básica, además del Sistema 911 para emergen­cias médicas.

El Procurador dijo que mientras el Ministerio Público vio una disminu­ción de más de un 50% en las denuncias de es­te tipo, el Sistema Nacio­nal de Emergencia 911 reportó que en el período de cuarentena la violen­cia intrafamiliar aumentó en un 26.6% con respecto al mismo período del año 2019 y que la violencia contra la mujer creció en un 14.5%.

“Es decir, el Ministerio Público continuó recibien­do denuncias presenciales, aunque en menor grado, pero las denuncias a través de la Línea Vida de la Procuraduría y el 911 au­mentaron”, acotó Jean Ro­dríguez.


29 de mayo 2020