Santo Domingo Oeste.- Una joven madre y su pequeña hija enfrentaron la noche de este miércoles la incertidumbre de quedarse varadas en plena calle y sin transporte para retornar a su hogar, aunque la señora tenía dinero para pagar por el servicio.

Sentada en un banco de la estación María Montez del Metro de Santo Domingo, ubicada en el kilómetro 9 de la autopista Duarte, el rostro de la mujer reflejaba desolación. Estaba acompañada de su pequeña hija y varios bultos.

Solas las dos y sin ningún vehículo que las trasladara, se mantenían sentadas en el banco y con sus miradas perdidas en el horizonte. Pasaban las 7:00 de la noche, hora en que comienza el toque de queda y todas las personas y choferes se recogen para evitar ser apresados. El servicio del Metro y las guaguas de la Oficina Metropolitana de Servicios de Autobuses (Omsa) solo trabajan hasta las 6:00 de la tarde.

La mujer llegó al lugar luego de que una persona se apiadara de ella y de su hija y le diera “una bola” hasta el kilómetro 9, pero no encontró ni un solo vehículo que las trasladara a la Zona Oriental, donde residen.

Dijo que le “cogió la hora” tratando de conseguir un taxi mientras estaba visitando un familiar. Su desolación era notoria.#lazonaoesterd

28 de mayo 2020