Por Adalberto de la Rosa

Los Alcarrizos.- Propietarios y empleados de discotecas, colmadones y otros negocios de diversión de los municipios de Los Alcarrizos,  marcharon hoy por calles de este municipio en reclamo de que el Gobierno los incluya en el programa FASE.

Los hombres y mujeres partieron de la llamada “Calle Triste” o San Antonio con pancartas en manos y vociferando consignas como “El gobierno callado y nosotros quebrados”.

David Ovalles, presidente de la Asociación de Comerciantes Diversos de Los Alcarrizos y Zonas Aledañas, dijo que las autoridades se han “hecho de la vista gorda” ante la situación de inestabilidad económica generada por la pandemia del coronavirus.

Explicó que los propietarios de esos negocios no tienen recursos para pagar a los empleados y los servicios como energía eléctrica, cuyas facturas llegan más elevadas a pesar de que están cerrados.




Manifestó que la mayoría de las discotecas de Los Alcarrizos tienen de 20 empleados y les llegan los recibos de luz de hasta 80 y 85 mil pesos.

“Lo que se le está pidiendo es que hasta que se abran los negocios de bebida, subsidie a esos comerciantes”, dijo.

De su lado, Lesther Ferreras, propietario de un centro de billar, dijo que tanto los propietarios de negocios como los empleados van a tener tres meses sin producir.

Indicó que han agotado los pocos ahorros que tenían, por lo que demandó del Gobierno que vaya en su auxilio.


5 de junio 2020