Los Alcarrizos.- Familiares del joven Rafi Bravo, asesinado el pasado domingo en urbanización Villa Linda del distrito municipal de Pantoja, en el municipio de Los Alcarrizos, piden a las autoridades que se haga justicia y no quede en libertad el responsable de su muerte.

El joven de 20 años fue herido de varias estocadas mientras cargaba un galón de agua en el sector donde residía y fue trasladado al hospital Vinicio Calventi en los Alcarrizos, donde falleció.

Familiares y vecinos de Bravo dijeron que el responsable de su muerte, Erick Polanco, de 21 años, fue llevado al destacamento policial de la zona y luego a la fiscalía del sector Las Caobas.

Sostienen que a pesar de que el responsable fue apresado, temen que sea puesto en libertad como ha ocurrido con otros casos en el país, dejando a las familias sumergidas en el dolor de que no se haga justicia.

El hecho

De acuerdo con vecinos y familiares, Polanco había prometido dar muerte a Bravo, luego de tener un conflicto por un choque el pasado sábado cuando la víctima cargaba unos botellones, los cuales vendía para sobrevivir.




Aseguran que el joven Rafi Bravo estacionó el vehículo para bajar los botellones en unas de las calles del sector, cuando Polanco quien iba en una motocicleta se estrelló y comenzó una discusión para que se le pagara los daños.

“Él quería que le pagara la mica y mi hermano le dijo que no porque fue el que se estrelló y comenzó una pelea y al desapartarlos, él le dijo que lo iba a matar”, contó Raquel Bravo Pérez, hermana de la victima

Dijo que el domingo Polanco aprovechó que su hermano estaba cargando un botellón para herirlo varias veces con un puñal.

El joven fue descrito como un muchacho ejemplar, trabajador y con ganas de ayudar a su familia y por ello salía a trabajar cada día vendiendo agua en botellones.