Por Jacmi Minaya

Los Alcarrizos.- Gran preocupación sienten los residentes en el kilómetro 18 de Los Alcarrizos, próximo a la autopista Duarte, por el cúmulo de basura que alberga una cañada que desemboca en el río Lebrón, por lo que temen que el dengue y la malaria se propaguen en la localidad.

El enorme cúmulo de desechos sólidos alrededor de la cañada ha persistido por años, pero ahora la situación se ha agravado debido a que el tronco de un árbol se encuentra estancado, reteniendo la basura.

Los comunitarios del sector Nuevo Amanecer denunciaron que de allí emana un hedor que en ocasiones los mantiene a puertas y ventanas cerradas, para evitar contraer enfermedades, debido la insalubridad que predomina.

Otra necesidad que piden a las autoridades estos munícipes es el asfaltado de un puente que cruza el Arroyo Lebrón, que dificulta el paso de los vehículos y que sirve de estanque para aguas contaminadas que se incrementan con las lluvias.

Recordaron que en el 2018 el desborde del caudal afectó a muchas familias, y los escombros llegaron hasta los hogares de los residentes aledaños a la zona.

16 de julio 2020