Santo Domingo Oeste.- Decenas de exempleados del Ayuntamiento de Santo Domingo Oeste protestaron este jueves frente a esa alcaldía en reclamo del pago de sus prestaciones laborales.

Yubelkis Benitez, quien es una de las afectadas por las medidas de la nueva administración municipal, acusa a las nuevas autoridades de maltrato y de llamarle "parásitos".

Dijo que durante el tiempo que estuvo trabajando para la institución fue escalando de posición por lo que sostiene que "nunca ha sido botella y que ha durado 16 años barriendo".

Algunos de los manifestantes afirman que poseen ciertas discapacidades y que esto no fue tomado en cuenta a la hora de la cancelación.

De su parte, el regidor Luis Díaz Filpo, dijo que esos empleados fueron cancelados de forma "abusiva" y que a ninguno le han dado su carta de revocación incumpliendo con lo establecido en ley.

En la actualidad el alcalde de esa demarcación es José Andújar, perteneciente al Partido Revolucionario Moderno

Alcaldía SDO justifica cancelación de 700 empleados municipales

El alcalde de Santo Domingo Oeste justificó las cancelaciones que ha hecho en esa entidad edilicia, alegano que los cesanteados son empleados que no iban a trabajar.

El alcalde José Andújar dijo que aquellos empleados que realizan su labor no tienen de qué preocuparse.

El funcionario municipal aseguró que aunque está nombrando a miembros de su equipo en el Ayuntamiento de Santo Domingo Oeste, las cancelaciones no se están haciendo de forma arbitraria, como aseguran algunos.




“Los que han sido cancelados siquiera saben a qué departamento están asignados, o sea, no vienen a trabajar, no saben quién es su jefe porque sólo cobran, mas no desempeñan ninguna función en favor de la alcaldía”, manifestó José Andujar.

Manifestó que la nómina de la alcaldía estaba abultada con cargos no necesarios, y que su gestión procura ahorrar fondos para dar respuesta a la comunidad.

“La mayor parte son botellas, y nosotros vinimos a trabajar y eso sirve para recaudar fondos y darle repuesta a la comunidad, todo el mundo está contento con eso”, dijo el alcalde.

El edil externó además que lo normal es la suspensión de empleados cuando asumen nuevas autoridades.

La encargada del departamento de relaciones públicas del gobierno municipal, dijo que unos 700 trabajadores han sido retirados.

“Las cancelaciones que se han hecho hasta ahora son evaluadas primero, y hay personas que son enfermos y otros en proceso de pensión que no son cancelados, no es que estamos atropellando a la gente, se está agotando un protocolo”, aseguró Amerfi Cáceres, encargada del Departamento de Relaciones Públicas del ayuntamiento.

La decisión ha provocado que los trabajadores que fueron retirados se concentren en las afuera de la entidad municipal, exigiendo ser repuestos o liquidados.