Los Alcarrizos.- Ana Yibel López tiene seis hijos; el mayor de 16 años y el más pequeño tres. Es la primera beneficiaria de la cuarta etapa de los trabajos de cambio de pisos de tierra por cemento reforzado que realiza el Gabinete de Política Social con apoyo del Banco Mundial a 1,414 hogares en pobreza extrema.

“No es fácil vivir con los pies en el polvo” decía Ana Yibel emocionada cuando el coordinador del Gabinete, Tony Peña, daba el primer picazo en su vivienda en el sector Villa Los Peloteros del municipio Los Alcarrizos, provincia Santo Domingo, como continuación del Proyecto Integrado de Protección y Protección Social, para completar unos 10 mil pisos de tierra en 14 provincias del país, que van dirigidos a beneficiarios de la Red de Protección Social del Gobierno dominicano.

El cambio de pisos de tierra se ejecuta con miras a solventar las deficiencias básicas de los beneficiarios en situación de vulnerabilidad, que fueron identificadas por el Sistema Único de Beneficiarios (SIUBEN) con la base de datos de Progresando con Solidaridad (PROSOLI). El proyecto beneficia a ciudadanos que reciben Transferencias Monetarias Condicionadas (TMC), dándole continuidad al Proyecto Integrado con el que se ha construido más de 8 mil pisos y remozado estas viviendas con cambio de maderas en mal estado, hojas de zinc, ventanas y pinturas.

“Desde el Gabinete tenemos el firme compromiso de mejorar la calidad de vida de los dominicanos bajo nuestra responsabilidad en la Red de Protección Social. Son ciudadanos que merecen mejores oportunidades, y empezar por mejorar el entorno donde viven es un gran paso”, afirmó Tony Peña, quien anunció que además de los pisos, asumirá por cuenta propia amueblar la casa de esta madre soltera de 33 años.

Con esta iniciativa se busca mejorar el acceso que tienen los beneficiarios en situación de pobreza extrema a un paquete integrado de protección y promoción social en territorios seleccionados, incluyendo, en particular, capital humano y mejoramiento de las condiciones de sus viviendas.

Los nuevos pisos de tierra representan un impacto positivo en la salud e higiene de los integrantes de los hogares, un alivio económico para las familias, ya que no tendrán que disponer de recursos propios para mejorar las condiciones de sus viviendas.

Las provincias donde se realizará la intervención son Santo Domingo, Azua, Barahona, Bahoruco, Elías Piña, Santiago, San Juan, Distrito Nacional, Monte Cristi, Monte Plata, San Cristóbal, Pedernales, El Seybo e Independencia.

En el inicio de esta tercera etapa estuvieron presentes el alcalde de Los Alcarrizos, Cristian Encarnación, el diputado Sandro Sánchez, así como representantes de Grupo Ingeniarq, contratista de los trabajos.

Nota de prensa enviada a la redacción