Por: Dairony González

Los munícipes de Hato Nuevo, Los Alcarrizos, denuncian que la zona franca que está ubicada en esa barriada lanza aguas sucias a las calles que ponen en riesgo la su salud de los residentes y las vías del sector.

A través de varios videos, los habitantes del barrio Hato Nuevo  solicitan el auxilio del Ministerio de Medio Ambiente, el Ministerio de Industria y Comercio, el Ministerio de Obras Públicas y PROINDUSTRIA en busca de una pronta solución a este problema ambiental que cada día afecta más sus vidas.

¨Estamos cansados, tenemos rasquiña, se nos ensucia la ropa, el hedor es insoportable¨, narró uno de los jóvenes que protagoniza uno de los videos.

Un hombre que se identificó como el presidente de la Junta de Vecinos de Hato Nuevo añadió que ninguna de las autoridades competentes ha visitado el lugar ni mucho menos han ofrecido una solución a la enorme contaminación ambiental de la zona, pese a que dicha polución llega hasta el Río Lebrón ubicado aproximadamente unos 200 metros del sector.

Más de cinco mil personas se ven afectadas por las sucias aguas que la zona franca vierte en las calles, según las declaraciones de los habitantes del lugar.